Estas son algunas de las comidas típicas del país, donde los sabores se mezclan con ingenio y buen gusto.

Una excelente manera de conocer un país es a través de su gastronomía… Desde el asado, pasando por el locro y guisos hasta la centolla y el cordero patagónico. Sin olvidar las empanadas o postres: budín con dulce de leche, alfajores, boniatos y boniatos…

Cada parte del país tiene su propia cocina tradicional que define su cultura…

Y todos ellos, juntos, una acabada muestra de la variedad que se puede comer en nuestro país, en este caso, platos que son un clásico del campo.

salchichas

Las butifarras se preparan de la misma manera que la longaniza, con la diferencia de que se atan en trozos más cortos y se sancochan. Se nota que están cocidos porque están duros. Después de cocidas, se sacan y se ponen a enfriar, porque calientes no quedan ricas. Son mejores cuanto más días pasan.

salchichas

Para preparar las salchichas, consultar. picar la carne de cerdo y de res en partes iguales. Hay quien prefiere todo el cerdo, otra cantidad de tocino que se mezcla en uno, sal, pimienta, guindilla, orégano, hojas tiernas de cebolla picada y vinagre, jugo de dos o tres naranjas agrias, que se hierve, se quita la espuma y se verter el líquido sobre la carne hasta que adquiera un sabor agrio. Esto le da muy buen sabor y hace que la carne esté tierna. Esta preparación se guarda y al día siguiente se lleva a los intestinos que se atan a una distancia de aproximadamente una cuarta parte. Luego se elevan al aire.

Matambre enrollado

Un matambre muy gordo se marina con vinagre, sal, pimienta, comino y ajo y se enrolla, luego se envuelve firmemente con una cuerda pequeña y se hierve con hierbas, perejil, orégano y hojas de laurel de España. Una vez cocidas, retirar y servir calientes o frías. Este plato también es muy bueno para rellenarlo al gusto.

Chicharrón

Para preparar los chicharrones se necesita carne grasa y la ubre de vaca sancochada, se corta como para un guiso algo grande y se echa en una plancha. Allí suelta su jugo y luego se seca y se fríe en su propia grasa. Cuando estén doradas, añadir sal y el zumo de dos o tres naranjas dulces. Estos los dejan muy tiernos, se escurren y se sirven calientes o fríos. La grasa restante se utiliza para cocinar.

lechones asados

Los lechones de tres a cuatro meses son deliciosos. Se lavan y con un cuchillo bien afilado se quitan los pelos y se limpia bien la piel, se abren, se limpian y se adoban, y se tuestan. Una vez que estén bien dorados por un lado, darles la vuelta para que se doren por el otro lado, teniendo cuidado de bañarlos en su propio jugo de vez en cuando.

Huevos fritos

* Para freír bien: hacerlos uno a uno (si hay que hacer varios, llevar varias sartenes): sartén pequeña con abundante aceite.
* “Cuando humea, se echa el huevo, que se partirá en una copa”.
* “Con la espumadera le echas aceite encima”
* “Cuando el huevo esté suelto y flotando en la sartén, se retira con la espumadera, quedando listo para servir”.
* Los huevos se deben salar después de sacarlos del aceite (ya que saltaría y podría quemarse)}

Vía: sitiosargentina