En esta ocasión te enseñamos a plantar, cuidar y recolectar uno de los cultivos estrella del otoño: el ajo.

El ajo es una de las mejores y más fáciles verduras para plantar, y se puede hacer en el otoño. El ajo es parte de la familia allium y es un vegetal bulboso con dientes individuales dentro de un bulbo entero. Plantar ajo en el otoño es una excelente manera de asegurar una cosecha saludable que generalmente está lista a mediados del verano.

A esta especie podemos sembrar en marzo o abril para cosechar solo a mediados o finales de primaveraPor eso, es importante empezar con tiempo y sobre todo mucha paciencia.

SIEMBRA

Es un cultivo bastante polivalente ya que podemos plántala en suelo directo o en una maceta o contenedor de al menos 10 cm de profundidad.

En cuanto al suelo, debería ser como casi siempre, bien fertilizado aunque no en exceso y suelto. Dos de los nutrientes que más ayudan al ajo en su desarrollo son el potasio y el fósforo.

del ajo vamos a aprovechar los dientes exteriores, preferiblemente de sembrar ajo pero también pueden trabajar algunas fruterías. Cabe aclarar que por cada diente plantado obtendremos una cabeza.

Rediseña y fortalece el jardín para la temporada de otoño: https://infoagro.com.ar/rediseño-y-fortalecer-la-huerta-en-otono/

Para plantar los dientes, solo enterrarlos unos 2-3 cm y cubrirlos con tierra sin apisonar. A su vez, los sembramos a una distancia de 10-15 cm entre ellos.

Una vez enterradas, se les da un primer riego suave y a partir de ese momento, por lo general tardan unas 2 semanas solo en germinar.

CUIDADO

Irrigación

Ajo tiende a pudrirse fácilmente, por lo que los riegos deben ser de moderados a escasos en caso de lluvia. Pero si eres de una zona seca, un riego moderado cada semana será más que suficiente. Es muy importante que la tierra donde se plante el ajo no se encharque y que no se le eche exceso de abono.

También tenemos que quitar las malas hierbas que crecen alrededor del ajo.

Cómo sembrar ajo en maceta, técnicas infalibles: https://infoagro.com.ar/como-sembrar-ajos-en-maceta-en-tu-huerta/

corte de flores

A principios o mediados de la primavera, los tallos saldrán con una flor. Si dejamos crecer la flor, el ajo movilizará hacia ella todos los nutrientes y «despreciará» el tamaño del bulbo entonces, vamos a cortarlo. Luego, con una mano sujetamos firmemente el tallo del ajo, para evitar que se caiga del suelo y con la otra tiramos del tallo de la flor y esta última se va a cortar.

Para ser más precisos, cuando el tubo floral alcance los 15 cm es el momento de sacarlos.

ajo anudado

Cuando las hojas han alcanzado una buena altura, es el momento de anudarlas ya que, necesitamos que las hojas se sequen y empecemos a movilizar nutrientes hacia el bulbo para que se desarrolle bien. La técnica consiste básicamente en hacer un nudo ordinario en la base del tallo.

La fecha en la que se hace esto es a mediados de septiembre u octubre, según cuando hayamos sembrado y es importante hacerlo cuando el tallo no está mojado, ya sea por lluvia o por riego.

COSECHA

Serán dos o tres semanas después de anudar los ajos, cuando el tallo comienza a secarse. Para quitar la cabeza de los ajos sin dañarlos, basta con hacer «palanca» en el suelo a una distancia razonable del cultivo.

Quitamos las raíces u hojas podridas y lo dejamos secar al sol durante dos días para evitar que se pudra más tarde. Cabe aclarar que si llueve no debemos dejarlos bajo la lluvia, sino que los trasladamos a un lugar seco y los dejamos reposar sobre cualquier tipo de papel absorbente.

A través de: http://infocampo

1 comentario

José Carlos Plugoboy
26/02/2020 – 14:08

¡Me gusta la publicación!


Responder

Deja un comentario Cancelar respuesta