La ruda es una de esas especies que tienen muchas aplicaciones. Se considera una planta medicinal y es una de las más utilizadas.

Él ruda Es una planta perenne de aspecto muy vivo que puede medir hasta 1 metro de altura. Es bonita, con hojas alternas, tallos ramificados, de color verde azulado y una llamativa flor amarilla. Siempre se le ha atribuido cierto poder mágico a esta planta, de hecho se pensaba que si se secaba era porque absorbía las ondas negativas del ambiente.

De hecho, se le conoce comoa la yerba de los 1000 usos, pero no solo para el ser humano al tomarlo en infusiones o aplicado al cuerpo, sino que también protege nuestras plantas con los extractos. Vamos a verlo.

la ruda, ruta graveolenscomo nombre científico, pertenece a la familia Rutaceae. Esto significa que tiene más de 1.600 especies que “hermanas” (naranja, limón, pomelo, etc.).

Es originaria de Europa, y se suele cultivar, además de sus propiedades, también como ornamental. Desarrolla flores amarillas que destacan en jardines secos, pobres y calcáreos.

También se nos ocurre poder incorporarlos al jardincito rocososi ya te has decidido a diseñar uno.

CULTIVO DE RUEDA EN JARDÍN O HUERTA

Las necesidades de la ruda son básicas y no tendremos ningún problema o inconveniente en cultivarla. Con poco cuidado alcanzará casi un metro de altura.

CLIMATIZADO

Es un cultivo adaptado a climas cálidos. Si hace frío, conviene protegerlo o guardarlo en el interior en una maceta.

En cuanto a las necesidades de luz, lo mejor es ponerla a pleno sol. Si lo tenemos dentro de casa como planta de casaprocederemos a disponerlo en el balcón o, al menos, cerca de la ventana.

SUELO Y RIEGO

La ruda suele crecer, por sí sola y de forma espontánea, en suelos secos y calcáreos.

Aunque, eso sí, se nota mucho en su crecimiento si el suelo tiene un mínimo de materia orgánica.

También podemos hacer un acolchado para mantener toda la humedad en el suelo. Esto reducirá la frecuencia de riego.

Hablando de riego, esto debería ser normal ya que no requiere condiciones especiales de humedad.

DE LAS MACETAS AL JARDÍN

Un procedimiento que se suele realizar para conseguir una planta de ruda bien desarrollada en poco tiempo es ponerla en maceta.

Se siembra en primavera, en condiciones controladas de humedad, luz y temperatura, y cuando alcanza los 20 cm se trasplanta al espacio que le hayamos dedicado en el jardín.

Por ejemplo, la rocalla. Además, si no quieres multiplicarlo por semilla, se pueden utilizar esquejes.

Como crece mucho si tienes los medios adecuados, un consejo es podar vigorosamente en invierno. Con ello controlamos su crecimiento y permitimos que se desarrolle con más fuerza y ​​aspecto rejuvenecido en primavera.

Vía: agromatica

Deja un comentario Cancelar respuesta