Video: Muchas veces es interesante obtener nuestras propias semillas de las verduras que nosotros mismos cultivamos, hoy aprende a obtener semillas de tomate.

Si prepara una salsa con tomates de cosecha propia, puede guardar las semillas de las frutas y usarlas para la cosecha del próximo año. Es importante utilizar únicamente las semillas de tomates sanos y bien maduros, y descartar las de variedades híbridas.

Muchas veces es interesante conseguir y obtener nuestras propias semillas de las hortalizas que nosotros mismos cultivamos, ya sea porque es una variedad interesante de conservar o porque es bastante resistente a enfermedades y plagas o simplemente para ahorrarnos algo de dinero, que en estos veces nada malo para nosotros.

Para empezar debemos seleccionar la mejor planta que tengamos y que veamos que es más resistente o que nos ha dado menos problemas o enfermedades, de esa planta debemos elegir una de las mejores frutas desde el principio.

Aunque el tomate es una planta que se autopoliniza debido a la acción de algunos insectos polinizadores que pueden cruzarse, lo ideal es tener una variedad de otros a una distancia de 250 metros.

El resto del proceso lo explico perfectamente en el vídeo y veréis lo sencillo que es poder tener nuestras propias semillas, para que cada día intentemos ser más autosuficientes en el jardín y gastar menos dinero.

Un paso importante es hacer una prueba de germinación como comento en el video, ya que nos ayudará a determinar si es interesante almacenar bien estas semillas, porque tienen un alto poder de germinación, o desecharlas, porque ninguna germina y perderíamos el tiempo tratando de hacer el semillero.

Vía: /ecoinventos