Cómo hacer croissants fáciles. Qué fácil, súper fácil. A ver, tampoco es hacer arroz… Pero ¿sabéis lo difícil que es la receta tradicional de los croissants?. Aquí te lo ponemos fácil.

croissants Son un alimento ideal para acompañar el desayuno, la tarde, la noche. Hay muchas versiones de ellos. Incluso se pueden comer rellenos de jamón y queso.

Siempre comida casera, nunca comida casera, pero en el caso de los croissants me parece una señal de locura. Las medialunas son exquisitas, con el tiempo se han convertido en un clásico argentino, al igual que la chocotorta y otras delicias.

Sobre esta receta para aprender a hacer croissants fáciles

Una receta fácil de croissants, sin mantequilla, que se puede hacer en 3 pasos, para cumplir el sueño de las facturas caseras sin tener que dejarlo todo en la cocina.

Esta receta da como resultado croissants esponjosos, deliciosos y muy prácticos, que si estás viviendo en otro país te quitarán el antojo de comida argentina, pero además no tendrás que preparar hojaldres por horas.

Esta receta de croissants fáciles nos enseña a hacer croissants fáciles sin relleno, es decir, sin hacer ese lío de mantequilla encima de la masa que hemos visto en muchas recetas de repostería, y que ya sabéis que me pone los pelos de punta. Pero bueno, aquí están, estos son croissants sin matemáticas de 3 pasos para hacer cuentas caseras sin volverse loco:

Ingredientes

salen mucho

  • 40 g de levadura fresca
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 350g Harina 0000
  • Leche 150cc
  • 2 huevos
  • 1 cucharada. Aceite Neutro
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • limón rallado

Paso a paso para aprender a hacer croissants fáciles.

solo hay 3!

1- El prefermento:

Este paso es antes de la masa, sirve para comprobar si funciona la levadura.

En un recipiente, colocar la leche tibia. Añadimos una cucharadita de azúcar y una cucharadita de harina 0000. Y por último, la levadura fresca. También se trabaja con levadura seca (15g). Mezclar todo hasta que los ingredientes estén bien incorporados. Después de que todo esté unido, tapamos el bol y lo dejamos 15 minutos hasta que veamos que se forma una espuma.

2- La masa:

En un bol más grande, coloca la harina 0000 y haz un hueco en el medio. Allí ponemos el azúcar, un huevo, la leche y una cucharada de aceite neutro. Vamos a empezar a juntar los ingredientes con la harina desde el centro hacia afuera. En el proceso de montaje de la masa, también vamos a añadir un poco de esencia de vainilla y un poco de ralladura de limón.

Y por último, antes de incorporar por completo nuestra masa, añadimos la espuma de levadura que hicimos anteriormente.

Ahora sí, terminamos de integrar bien los ingredientes hasta armar nuestro bollo. Una vez montado, pasamos a la mesa y amasamos bien. Ve midiendo. Si ves que la masa está demasiado seca, puedes añadir leche y si está demasiado pegajosa, un poco más de harina.

Una vez que tenemos nuestro pan plano, lo dejamos reposar 1 hora. Tapado y en un lugar templado tirando al calor.

Cuando veamos que el pan ha doblado su tamaño, lo amasaremos con un poco más de cuidado para desgasificarlo y con un rodillo lo estiraremos hasta que quede muy fino.

3- Formar los croissants:

Con un cuchillo plano (no sierra) cortaremos la masa estirada en dos tiras grandes y de ahí cortaremos triángulos. Vamos a tomar uno de estos triángulos de los dos ángulos que forman la base, y vamos a enrollar la masa sobre sí misma, desde la base del triángulo hasta la punta. Y luego le damos a este pergamino una forma de media luna.

Repetimos este proceso con todos los triángulos que hemos extraído de la masa, una vez que los tengamos todos, los colocaremos en un bol y dejaremos reposar de nuevo (segundo aumento) hasta que hayan doblado su tamaño. Luego lo que queda es pintarlos con huevo y llevarlos al horno a 180º hasta que estén dorados.

A través de la: https://www.paulinacocina.net/