El perejil es una hierba aromática muy utilizada en la cocina mediterránea. Es perfecta para cultivar en interior. Sus hojas se pueden consumir frescas, congeladas o podemos dejarlas secar.

El periodo de cultivo de perejil Es entre marzo y julio. Se puede cultivar en maceta, sobre mesa cosecha o a través siembra directamente en el campo, sin trasplantar.

Perejil Petroselinum crispum o perejiles una planta herbácea es una planta originaria de la zona mediterránea, una umbelífera bienal que se cultiva por sus hojas, e introducida y naturalizada en el resto de Europa y ampliamente distribuida por todo el mundo.

Generalmente se cultiva como condimento. Además, es una de las hierbas aromáticas más utilizadas en la cocina, ya sea como condimento en ensaladas o para realzar el sabor de algunos platos.

¿Cómo cultivar perejil?

tipos de suelo

El perejil se adapta cómodamente a todo tipo de suelos, aunque prefiere aquellos profundos, ricos en humus, sueltos, frescos y muy bien abonados.

Climatizado

Este cultivo resiste cualquier tipo de clima, aunque se adapta mejor a los cálidos. Aunque hay que tener en cuenta que las plantas sembradas en verano tardarán entre 14 y 16 días en nacer, y las sembradas en invierno, en zona cálida, un mes.

Plantar y trasplantar

La plantación de perejil dependerá de cuándo queramos obtener las plantas, aunque se suele hacer de febrero a septiembre. Se puede hacer en hileras separadas de 15 a 20 cm, dejando de 5 a 8 cm entre plantas. Antes de plantar, la semilla debe remojarse durante 24 horas. No necesita un trasplante.

Irrigación

El perejil necesita riego frecuente pero en pequeñas cantidades, para asegurar una humedad constante.

Cuidados específicos

Plagas y enfermedades

  • Septoria: Una de las enfermedades foliares más importantes del perejil. Es causada por hongos que tiñen la planta con manchas marrones y negras y la secan hasta que sus hojas se estropean. La cola de caballo es el mejor fungicida ecológico. Contra los hongos, lo más inteligente es prevenirlos: mantener las plantas despejadas, para que circule el aire y evitar mojar las hojas durante el riego (a los hongos les encantan los lugares cálidos, con sombra y húmedos).
  • Áfido: El pulgón suele aparecer si se abusa del riego y el suelo tiene un exceso de nitrógeno. Si es así, recurriremos al jabón potásico disuelto en agua o alguno de los preparados que te ofrecemos en Planeta Huerto. El jabón potásico es un producto natural, ecológico, no tóxico, que no requiere periodo de seguridad y respeta la fauna auxiliar.
  • Mosca del apio: Suele aparecer en primavera y verano. La hembra pone sus huevos en las hojas y las larvas se entierran dentro de las hojas, causando que los tejidos se sequen. El extracto de neem es un buen tratamiento ecológico contra los parásitos.
  • Moho: Este hongo afecta a los cotiledones (las hojas principales que se encuentran en el germen de la semilla) ya las primeras hojas, aunque puede aparecer más tarde.

Colección y usos

Cosecha

Se puede hacer a los dos o tres meses, se debe empezar cortando el perejil a ras de suelo. Es preferible que la recolección se haga a primera hora de la mañana para evitar que la planta empiece a sentir el efecto del calor. Cuando los tallos exteriores tengan de 5 a 10 centímetros de altura, podemos cortar el perejil para aprovecharlo.

El perejil produce sus hojas durante el primer año, y hojas y flores durante el segundo, antes de morir. Una vez pasados ​​esos dos años, cuando el perejil haya soltado sus flores y frutos, debemos retirar las matas, que podemos utilizar para el compostaje, y empezar de nuevo el proceso.

Usos y propiedades

El perejil es una de las plantas que más usos tiene en la cocina, se aprovechan sus raíces, tallos, hojas y semillas. Se puede utilizar en sopas, pastas, ensaladas, pescados… e incluso para decorar platos. Sus semillas se utilizan para la preparación de platos como el curry, ya que al triturarlas y prepararlas se obtiene un sabor exquisito.

entre su Beneficios se encuentran:

  • antioxidante: Contiene una alta dosis de betacaroteno y vitamina C, que ayudan a prevenir el cáncer y problemas cardíacos.
  • Diurético: Previene la retención de líquidos y está indicado en dietas de adelgazamiento, ya que es un potente eliminador de grasas.
  • Digestivo: Facilita la expulsión de gases, además de tener un alto contenido en fibra.
  • Afrodisiaco: Indicado principalmente para mujeres por su riqueza en fitoestrógenos y sus efectos tonificantes sobre el útero.

A través de: planetahuerto.es

Deja un comentario Cancelar respuesta