También llamado pan de pita, se caracteriza por ser un pan sin migas e ideal para bocadillos por su característica forma redonda y hueca.

Él receta de pan hoy es muy fácil y no necesitas horno para prepararlo. Un pan plano sin migas, muy ligero y perfecto para acompañar tus comidas o rellenar con tus ingredientes favoritos.

Es un acompañamiento perfecto para todo tipo de comidas y las cenas se pueden servir como parte del desayuno junto con mermelada y mantequilla.

La preparación de esta receta es muy sencilla. A diferencia de otras recetas de pan, esta vez apenas necesitas amasar los ingredientes. Para conseguir un adecuado desarrollo del gluten, utilizamos la técnica de amasados ​​y reposos cortos.

Ingredientes

6 porciones

  1. 800 gramos de harina de trigo
  2. 50 gramos de levadura de panadería fresca
  3. 400cc agua tibia aprox. Depende de lo que absorba la harina.
  4. 1 cucharada. sal
  5. 4 cucharadas aceite de oliva

pasos

  1. Colocar la harina sobre la mesa y formar una corona, en el centro colocar la levadura desmenuzada y el aceite, poner la sal a los lados de la harina sin que entre en contacto con la levadura.
  2. Echamos un poco de agua tibia en el centro de la corona, es decir, en la levadura que con ayuda de los dedos empezamos a disolver y luego seguimos añadiendo el agua restante a medida que vamos retirando la harina de los bordes.
  3. Amasar bien durante unos minutos hasta obtener una hogaza suave, esponjosa y elástica, cubrirla con un paño sin apretar y dejar que se doble en un lugar cálido y sin corrientes de aire.
  4. Después de que el pan suba, corte pequeñas porciones y forme bolitas del tamaño de una pelota de ping pong, luego aplánelas bien con la palma de la mano o con el rodillo, deben tener un grosor de 5 mm.
  5. Espolvorea los bollos con harina y cúbrelos con film o paño húmedo, deja reposar por 30 minutos.
  6. Precalienta el horno a 240º y coloca la placa vacía durante 10 minutos donde vamos a cocer nuestros rollos.
  7. Cuando el plato esté muy caliente, apoyamos (con mucho cuidado) los rollos separados unos de otros y los metemos al horno caliente de 6 a 10 minutos, deben estar bien hinchados y apenas dorados.
  8. Al sacarlos del horno o antes de servir, sacudir con un paño la harina que se haya podido adherir.

Vía: cookpad